Por qué comprar un irrigador dental

A continuación te comentamos algunas de las razones por las que vale la pena poner un irrigador bucal en tu vida:

  • Para reducir el sangrado y la inflamación de las encías. Especialmente en aquellas personas que sufren enfermedad de las encías (periodontitis o gingivitis).
  • Eliminar más fácilmente los restos de comida entre los dientes. Reducir el riesgo de enfermedades e infecciones bucales. Reducir el riesgo a desarrollar placa bacteriana.
  • Estimular el riego sanguíneo de tus encías y reducir el riesgo a perder dientes.
  • Obtener una limpieza más profunda que el cepillo de dientes y el hilo dental, especialmente recomendado para personas con ortodoncia, coronas o implantes.
  • Obtener una limpieza profunda en casa diariamente de forma fácil.
  • Mejorar la salud bucal y dental.
  • Obtener un aliento más fresco y limpio, ya que tienes la posibilidad de utilizar el irrigador con tu colutorio habitual.
  • Eliminar las manchas dentales superficiales.
  • Si tienes niños en casa, este dispositivo puede ser muy útil para incentivar a los niños a que cuiden su higiene bucal. Hay muchos niños que les cuesta lavarse los dientes diariamente y hay que pelearse con ellos para que lo hagan. Todos sabemos que a los niños les encanta probar dispositivos nuevos, así que si tienes niños en casa, un irrigador bucal puede ser la respuesta a tus plegarias para que tus hijos se laven los dientes sin peleas.
Por qué comprar un irrigador dental

Todo el mundo que quiera mejorar su salud bucal puede utilizar un irrigador dental, pero es especialmente beneficioso para las personas:

  • Que necesitan un mantenimiento periodontal debido a los problemas de encías (peridontitis). El beneficio máximo parece alcanzarse con los pacientes periodontales iniciales a moderados, cuyos métodos mecánicos tradicionales de higiene bucal pueden ser menos que ideales para su condición.
  • Con gingivitis.
  • Diabéticas.
  • Que llevan aparatos de ortodoncia (brackets) para eliminar los restos de comida y una mayor limpieza en las zonas de difícil acceso.
  • Que llevan coronas. Se puede utilizar el irrigador como complemento de los cepillos interproximales.
  • Que llevan implantes. Se puede utilizar el irrigador como complemento de los cepillos interproximales.