Quién puede utilizar un irrigador dental

Los irrigadores dentales son aptos para todos los públicos.

Quién puede utilizar un irrigador dental

Todo el mundo que quiera mejorar su salud bucal puede utilizar un irrigador dental, pero es especialmente beneficioso para las personas:

  • Que necesitan un mantenimiento periodontal debido a los problemas de encías (peridontitis). El beneficio máximo parece alcanzarse con los pacientes periodontales iniciales a moderados, cuyos métodos mecánicos tradicionales de higiene bucal pueden ser menos que ideales para su condición.
  • Con gingivitis.
  • Diabéticas.
  • Que llevan aparatos de ortodoncia (brackets) para eliminar los restos de comida y una mayor limpieza en las zonas de difícil acceso.
  • Que llevan coronas. Se puede utilizar el irrigador como complemento de los cepillos interproximales.
  • Que llevan implantes. Se puede utilizar el irrigador como complemento de los cepillos interproximales.

Un irrigador dental nos proporciona una limpieza más en profundidad que la que nos puede dar el cepillado o el uso del hilo dental, con esto no queremos decir que la irrigación dental sea un método de higiene bucal sustitutivo al cepillado o al hilo dental, sino un complemento. Si quieres mejorar tu salud bucal, además de visitar al dentista periódicamente, cepillarte los dientes y utilizar el hilo dental diariamente, puedes limpiar tu boca en profundidad cada día con un irrigador dental. Dependiendo de tus necesidades, deberás escoger un modelo u otro. Para saber el que más te conviene, no te pierdas nuestra comparativa de irrigadores dentales.

Quién puede utilizar un irrigador bucal

Para elegir el irrigador bucal ideal para ti, formúlate esta pregunta ¿Qué es lo que más te interesa de un irrigador dental?.